El mercado inmobiliario colombiano goza de un alto nivel en sus precios

El crecimiento del sector inmobiliario en Colombia está teniendo en la actualidad un fuerte impacto en los mercados de la vivienda secundaria.

A raíz del aumento en los precios de las viviendas nuevas, la vivienda de segunda mano (ventas de casas usadas) también ha mostrado un notable ascenso en los precios en las principales ciudades de Colombia, alcanzado así un tope máximo histórico en lo que se refiere al costo de vivienda, en general.

Según informes de medios de comunicación colombianos especializados en temas económicos, desde finales de 2004 hasta finales de 2012, los precios de las viviendas usadas han subido un 74%.

La demanda de vivienda en Colombia probablemente seguirá tomando mucha más fuerza, dado el ritmo actual de crecimiento económico del país y las excelentes relaciones con el extranjero en pro de construir alianzas francas de inversión y conseguir un financiamiento económico para la generación de proyectos de orden social, económico, turístico, industrial, etc.

Por el momento, se estima que la economía colombiana crecerá alrededor del 4,5% en lo que finalice este año y así mismo, se espera que siga creciendo a un ritmo prudente en el 2013, año en el que se prevé que pueda crecer en el 4%. De igual forma, Colombia también puede experimentar un aumento significativo de la inversión extranjera, la cual se sumaría a la demanda de vivienda y podría llegar al país a comprar apartamentos en venta en gran masa.

Lo único que definitivamente podría mejorar aún más las condiciones de inversión y económicas del país cafetero es que los actuales diálogos de paz entre el gobierno colombiano y el grupo armado de izquierda Las FARC, lleguen a un acuerdo y se firme de una vez por todas la tan anhelada paz que frena todavía a Colombia para demostrar todo su potencial frente al mundo entero.

Por otro lado, el salto en los precios de las viviendas usadas se ha visto acompañado por una disminución en la emisión de permisos para construcción residencial, lo que puede estar limitando la oferta y manteniendo una fuerte presión al alza sobre los precios.

En informes entregados por el DANE (Departamento Administrativo Nacional de Estadística de Colombia), el espacio residencial aprobado en septiembre de 2012 se redujo en un 1,1% respecto al mismo mes del año anterior. Una de las principales razones de la baja en los permisos ha sido la disminución del espacio disponible para construir en las principales áreas urbanas, por lo tanto, la vivienda usada se ha visto realmente beneficiada en ciudades como Bogotá, Medellín y Cali.

Comentarios

Entradas Populares